La ortodoncia es una de las ramas de la odontología encargada de la corrección de los dientes y huesos que están posicionados incorrectamente.

Al existir una mala posición en los dientes, no se muerde correctamente, por lo cual la dentadura no se puede mantener limpia, se corren riesgos de perdida de piezas dentales por las caries, enfermedades periodontales y generan una tensión extra sobre los músculos de la masticación, lo cual puede provocar dolores de cabeza, cuello, hombros, espalda y síndrome de ATM.

La dentadura al tener una mala posición, también se nota en una mala estética de los dientes de la persona.

¿Para qué sirven los tratamientos de ortodoncia?

Con los tratamientos ortodóncicos se logra que la dentadura dure más tiempo y que la persona tenga una sonrisa más agradable y estética.

Estas son las fases que se aplican para lograr una mejor dentadura dentro de los tratamientos de ortodoncia:

  • Alineamiento y nivelación: se modifican las discrepancias verticales y el apiñamiento dentario, utilizando fuerzas ligeras. El tratamiento dura de 6 a 8 meses.
  • Corrección de la mordida y relación molar: se encajan los dientes en su correcta posición en sentido anteroposterior y vertical.
  • Cierre de espacios: en esta fase se cierran los espacios que existen entre los dientes, para que todo esté alineado y colocado.
  • Acabado y terminación: se hacen pequeños ajustes de perfeccionamiento, al igualar las raíces, para que todas queden paralelas, se adecuan las posiciones dentales individuales y se corrigen discrepancias de línea media, para realizar el asentamiento final de la dentadura.

Artículo realizado con información de Colgate.com